¿La Depresión del payaso… será contagiosa?


Hace algunos días volví a tener un rato para hablar con mi amigo Don HuMoR (espero que no lo tomes como un afrenta a tu edad, siendo que es más un título que nada tiene que ver con tu edad corazón). En una charla de acotaciones y contextos, me paso la dirección de su blog, pero no el de siempre, sino uno nuevo al cual llamo “La depresión del payaso”. Charla va, charla viene, mientras leía sus palabras, de a poco algo dentro mío era casi como si se despertara y me di cuenta que a mí me faltaba algo… dicen que cuando muere el amor, los hombres, curiosos animales de costumbres, necesitan hacer un impas en sus vidas, aunque muchos no saben hacerlo, deben visitar ese lugar llamado soledad.. en mi caso, separarme de mi ex significó que todas esas cosas que yo no hacía cuando estaba con él, resurgieran, esa locura que me caracterizo en mi juventud, esa cuestión de marcar mi identidad, a donde voy, de donde vengo… de ser la friki, de ser la amiga, ser la mujer… todo eso estaba dormido, o mejor dicho encerrado en un rincón de mi corazón, todo eso volvió a salir a la superficie… pero aun me encuentro en el lado oscuro de la fuerza, sigo intentando traer el balance de a poco… y parte de traer el balance, implica lo que hace HuMoR, descargar su “Mierda” al mundo… en este proceso de redescubrirme, se me olvidó hacer lo mismo… luego de aislarme en soledad, de visitar ese rincón oscuro y aunque este es solo un blog más que pretende ser un reflejo de mi friki personalidad, yo ya no voy a ocultar más quien soy!
Esta es Bishoujo Senshi y esto es lo que sale de su corazón cuando escribe y se olvida de sus corazas (sobre todo si esta escuchando la banda Sonora de Neon Genesis).

HuMoR, tus palabras fueron las disparadoras, pero no te quedes mal por lo leerás… aunque es bastante pobrete mi forma de escribir.
Me despido y los dejo con el verdadero YO de Princesa, con la verdadera CrazyThing de los 90’s y que hacía mucho que no aparecía….

LÁGRIMAS:

Rodó por mi mejilla,

aun no se porqué se escapó,

la tristeza invadía mi corazón

y el recuerdo de tu presencia

llenaba el cuarto con tu olor.

La siguió otra,

solitaria compañera,

pero esta ya no era por ti,

esta era un homenaje a dios,

a su manera de enseñarnos…

Otra más, incontenible,

rodando sin consuelo…

El corazón se achica

puedo sentir cada latido

como si estuviera en mis manos…

Lo miro, se que esta en mis manos realmente,

al fin lo he dejado salir…

Un nudo en la garganta,

me impide tragar mi propia saliva,

uno, dos, tres,

inspiro fuertemente,

tratando de hacer llegar el aire a mis pulmones…

como si haciéndolo fuerte,

pudiera evitar derramar mas lagrimas.

Suelto el aire y suena a suspiro,

cierro los ojos fuertemente,

tomo mi pobre y vapuleado corazón…

y muy despacito,

tratando de no lastimarlo en el intento,

vuelvo a colocarlo en su lugar.

El nudo ya se fue,

el sinsabor de la soledad,

vuelve amargo a mi boca,

miro a mí alrededor,

me siento sola,

pero no es la tristeza de la soledad,

la que acecha silenciosa,

en un rincón oscuro del cuarto…

Es saber que en verdad nunca te tuve,

que nuestras mentiras,

fueron pequeñas a los ojos del mundo,

pero gigantes a los ojos de mi alma.

Un pinchazo agudo a mi corazón,

me tomo el pecho con las manos,

lo siento que quiere irse,

pero mi corazón ya está guardado,

no puedo dejarlo escapar,

tengo que hacerlo sufrir intencionalmente?

sé que si no sufriera es porque no estaría viva,

y este es mi triste consuelo…

Una lágrima se escapa,

la sigue otra…

debo dejarlas,

si no las dejo escapar,

es mi corazón solitario el que morirá.

SIN TITULO.

Un día miré a dios a los ojos…

vi que cálidos eran ellos,

estaban ahí para transmitirme fortaleza.

Un día sentí el calor de Dios…

sentí que me llenaba por completo,

que no me dejaba morir de frío.

Un día olí el perfume de Dios…

entraba por mi nariz,

invadiendo todos mis sentidos.

Un día estuve sentada en la casa de Dios…

miré a los ojos de su hijo,

y le pregunte ¿Por qué? ¿Por qué a mi?…

Y dios, en su infinita sabiduría me respondió,

de esas formas misteriosas,

que solo él tiene:

porque cómo sabrás que te ha llegado el verdadero amor,

si no has sufrido por perder lo que no tenías?

Cómo sabrás valorar tu familia,

si sabes lo que es perder una?

Cómo sabrás que no estas sola,

si no sabes lo que es un amigo?

porque Cómo sabrás que eres feliz,

si no sabes lo que es estar triste?

IRONIAS:

La mayor ironía de la vida, es no darse cuenta de todo lo que se tiene, hasta que se lo pierde. Irónico no? si no sabemos que está, no podemos quererlo, pero si lo hemos conocido, aunque sea de nombre, intentamos buscarlo, de hecho, nos pasamos la vida buscando.

Perseguimos sueños interminables, eternos, maravillosos, gigantes, pequeños, siempre son sueños, anhelos… Lo irónico es que cuando llegan… NO LOS VEMOS!!!, los desdeñamos, los arrojamos a un costado, por no llegar a tiempo… porque? Porque los hombres y las mujeres, con el correr de los años, hemos perdido nuestra capacidad de ver con los ojos del corazón, hemos perdido la manera de ver el alma de las personas, de darnos cuenta de quienes son los que estar a nuestro lado, de como son, que hacen, como enfrentan a la vida, hemos perdido la capacidad de ser felices por solo estar VIVOS!

DESCONFIANZA:

¿Alguna vez te has puesto a pensar,

que no todos los seres humanos somos iguales?

¿Alguna vez me has mirado como humana?

¿Como a una simple mortal?

¿Alguna vez has entendido el significado de la frase:

“No se trata de los años vividos,

sino de los kilómetros recorridos”?

¿Has pensado lo difícil que es para mí,

después de tanta traiciones,

después de tantos olvidos,

después de tantas maldades,

y de tanto odio recibido,

que simplemente,

estoy a la defensiva,

que a veces no quiero que se acerquen

por temor a lo desconocido?

Que tal vez, en un rincón de mi alma,

estoy deseosa de dejarte pasar,

pero que la mente somete al corazón,

y que es mejor no confiar,

a que te vuelvan a decepcionar?

Alguna vez te pusiste fríamente a pensar,

que algunas personas somos difíciles de tratar,

no porque haya maldad,

no porque haya soberbia,

sino simplemente porque probamos,

a cada individuo de nuestras vidas,

para poder ser felices con lo que tenemos,

y evitar así, cualquier dolor adicional que puedan causarnos?

¿Alguna vez te has puesto a pensar,

que todo lo que hago,

sea tan solo para probarte?

ALGUNAS VECES:

Algunas veces te siento lejano,

totalmente distante,

Otras veces te siento aquí,

junto a mí.

Algunas veces te siento tanto,

es casi como si fuéramos iguales.

Otras veces no te siento,

me desestabilizas.

Algunas veces tengo ganas de matarte,

pero se que no puedo.

Otras veces tengo ganas de acercarme,

pero me lo prohíbo.

Algunas veces quisiera hablar con sinceridad,

pero prefiero callar a hacerlo.

Otras veces te hablo demasiado,

te abrumo, te ataco, te aburro.

Algunas veces quisiera que nos entendamos más,

y otras veces quisiera que ni me vieras…

Son tantas las veces, que de ser algunas…

… pasaron a ser todas.

INTITULADO 2:

No mires el alma humana,

pues has de ver lo que no quieres.

¿Por qué me dejas solas tantas veces,

durante tanto tiempo?

No ves que me cierro,

que esto tan difícil de lograr,

se pierde, se acaba,

se termina.

Quiero que cuando leas esto hoy,

sepas que hay cosas que me hacen feliz.

Tener ganas de levantarme todas las mañanas,

sabiendo que aunque sea un largo día,

será un día feliz.

Que el solo hecho de que tú,

y otros estén en mi vida,

hacen distinto cada día.

Quiero que cuando leas esto hoy,

sepas que por más arisca que pueda ser,

mi corazón se llena de gozo con tu compañía.

Este ultimo es para mi jefe, esta básicamente inspirado en su persona y en todos los sentimientos que el a veces despierta en mi… no creo que lo lea alguna vez, no es de andar con estas cosas y mucho menos con mi blog que no sabe que existe… o en realidad sabe pero no le da importancia. Miércoles que algunas personas nos influyen, nos modifican, nos transforman. Para él.

EL JEFE

El jefe, te mira y te hace enojar, frunce su seño ante tu trabajo y te hace bailar.

El jefe cuenta tus llegadas tarde de todos los días, se enoja cuando las cosas salen mal, aunque no lo demuestre y festeja cuando salen bien.

El jefe a veces no sabe que hacer… después de todo es humano también, tiene la capacidad de ponerte nervioso, triste, alegre, furioso…

El jefe es jefe cuando sabes que puedes confiar en él y es un dictador cuando solo es quien te imparte órdenes.

El jefe deja de ser jefe cuando no lo quieres, cuando no lo respetas.

El jefe no es jefe cuando no te inspira nada.

El jefe, es EL jefe, solo cuando TÚ quieres que sea TU jefe.

Sayonara.

Una respuesta to “¿La Depresión del payaso… será contagiosa?”

  1. 😮
    ¿He despertado al león dormido?
    Como digo en el blog, a todos nos pasan mierdas, solo que algunos queremos expresarlas de modo escrito, y me alegra saber que ahora somos dos quienes lo hacemos🙂
    Bezoz Bishoujo😛

    Aioz.-

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: