Ese Gran Misterio Llamado Windows 10


Y un día MS empezó a hacer el deployment (distribución) de la primera distribución “gratuita” para todos aquellos que tuvieran una licencia original de Windows Vista/7/8 y 8.1
Entonces las primeras preguntas que surgieron a aquellos que tenían reservada su versión fue “lo instalo o no lo instalo?”
En algunos casos los ansiositos decidieron que si Microsoft no les había dado oficialmente su versión de Windows 10 ellos la iban a bajar a mano. Y en otros, en aquellos que tenían su versión reservada pero sus reservas respecto de ella se quedaron mirando el cartel que decía vamos a instalar Windows 10 y pensaron en no hacerlo en el inmediato.
Sin embargo también estamos aquellos a los que (no en el primer día, sino en algunos después) no llegó la oportunidad de hacernos con la nueva versión. Y por supuesto en este post mi idea es contarte un poco de que la viene y que cosas nuevas encontré.

INSTALANDO WINDOWS 10

Como puse antes, existen dos modos, el primero es esperar que te llegue la versión a tu máquina, claramente los equipos con win 8 y 8.1 serán los primeros, no es que Microsoft los quiera discriminar a los Vistas y los Sevens, sino que el 10 es más un 8 y un 8.1 tanto en estructura interna como la visual, por lo cual la cantidad de bugs (problemas) al migrar será mínima si existiera.
La segunda opción es bajarse un instalador oficial de Microsoft y hacerlo completamente a mano (http://www.microsoft.com/es-es/software-download/windows10) Personalmente estuve tentada para hacerlo pero después dije “no, si Microsoft aun no me lo dio oficialmente con mi equipo debe ser porque la versión aún no está testeada para mi” dicho esto empecé a buscar por la red y me encontré que efectivamente muchos de los que lo han actualizado en forma manual han tenido problemas y reportes de bugs. Así que si sos de los ansiositos y no queres esperar a tu versión oficial, entonces bajo tu propio riesgo te dejo el link para que lo intentes.
Volviendo a la instalación oficial. A mí me salió un cartelón gigante que decía “Desea reiniciar su equipo e instalar Windows 10”, en ese momento como justo había prendido la maquina le dije que no, hice lo que tenía para hacer y luego abrí el ícono que estuvo casi tres meses molestando en la barra de tareas
001-instalacion 01002-instalacion 02 004-instalacion 04 003-instalacion 03
Después de decir que sí lo quiero, de aceptar los términos y condiciones, que la maquina revisara que efectivamente estaba preparada para el 10, le di aceptar.
005-instalacion 05  007-instalacion 07 006-instalacion 06
El proceso de instalación parece ser que se fue optimizando en aquellos equipos que reciben la primera versión oficial. Tengo un conocido en México que la actualizó el 29 de julio (una VAIO) y estuvo casi tres horas para hacerlo. Uno de mis amigos con una Asus con NVIDIA (hubo problemas con esas placas) estuvo 1hora 40 solo en actualizar. En mi caso, en la vieja y querida Toshiba (https://bishoujosenshi.wordpress.com/2014/01/13/585/) tardó 1h 10 en instalar y yo me tomé algo así como dos horas para volver a tener la interfaz como a mí me gusta. Tengan en cuenta que esto va a depender de muchos factores. Si quieren ante la duda, antes de instalar recuerden hacer un bkp de sus archivos… si son suicidas como yo, háganlo de una😀
ABRIENDO EL WINDOWS 10 POR PRIMERA VEZ

008-instalacion 08
Cuando inicia la primera vez te pregunta por “algunas Configuraciones” OJO con esto gente, porque si no le dan pelota el Windows te pega todos los formatos a los programas de ellos, te habilita el skydrive-one drive, te sincroniza todo, te levanta muchas app al pedo, etc. Así que si no tienen idea de configuraciones, póngale la estándar y vayan despacito revisando. Si tienen un poco más de idea, entonces hagan como yo, y configuren de forma detallada todo (igual eso no quitó que me reventara algunos formatos como la asociación de los mkv)
La primera vez que inicia el SO es una chancha de 300 kilos… ya después a medida que va guardando las configuraciones (o quizás sea por cómo lo configuré yo) se va poniendo más liviano y estable (o al menos ese es mis caso, como puse arriba hay muchos usuarios de los que instalaron a manopla que están teniendo problemas de crasheos y bugs)
Lo que más odié y estuve buscando un buen rato cómo modificar, fue el inicio ese híbrido pequeño: “no Microsoft, no, soy medio chicata, los íconos en la bandeja y andar escroleando no son para mí, devolveme mi metro!” (interfaz gráfica de Win 8.1)
El metro está, en forma de fichas pero está. Ahora se llama “Pantalla de Inicio Completa”. Cuando al fin logré abrirla (estuve como 20 minutos buscando la opción, haciendo click derecho en el escritorio >> Personalizar >> Inicio) me encontré con que los iconos estaban todos mal organizados, tenía mucha mugre al pedo (mugre que después desinstalé, como los juegos de wild talent) y como se ve en el print de pantalla.

009-instalacion 09 010-instalacion 10
Ahí descubrí la gran diferencia y el gran acierto de Windows 10. Originalmente en 8.1 solo se podían configurar los grupos en columnas, o sea, que si tenías un grupo con 3 íconos te comías toda una columna entera al gas, para modificar la cantidad de grupos por columnas había que tocar el registro y modificar algunas claves (algo que no siempre funcionaba y que de hecho a mí hacía que se me clavara la interfaz de metro cuando reiniciaba el equipo). Ahora ya no es necesario ser un cerebrito informático, Microsoft le sacó la limitación y podes tener dos, tres, cuatro o 20 grupos en una misma columna, se puede escrolear para arriba-abajo o para los costados, según el gusto del consumidor (yo odio tener que escrolear). Solo tenes que arrastrar el ícono hasta que te aparezca una barra de título nueva (eso me costó un toque darme cuenta)
Así es como configuré mi inicio, es como el de 8.1 pero mejor. Y en caso de que quiera abrir una app distinta o nueva directamente hay que presionar abajo y abre el menú desplegable de aplicaciones donde están alfabéticamente ordenadas.

011- instalacion 11

Y si quiero desplegar las opciones de configuración del menú entonces simplemente tengo que presionar en la parte superior de la pantalla y abre la opción que antes estaba pasando el mouse en el margen superior izquierdo.

012-instalacion 12

Ahora ya no existen los gestos como antes, eso es un pro y un contra al mismo tiempo. A mí me gustaban los gestos, me había adaptado realmente bien, pero está claro que los usuarios de Blackberry-sistemasoperativosnotactiles tenían problemas para encontrar las cosas y por eso Microsoft decidió volarlos al carajo.
Eso lleva principalmente a que existan varias opciones de configuración accesibles desde distintos lugares (o sea no un panel de configuración único, sino distintos paneles, lo que para los despistados como yo es un dolor de cabeza). Por otra parte aquellos usuarios acostumbrados a los gestos táctiles quizás se sientan un poco perdidos, sobre todo para aquellos que estaban acostumbrados al gesto de cambio entre las aplicaciones que estaban corriendo. Para ellos Windows 10 trae una opción que es habilitar el modo tableta.

Este modo permite cambiar entre aplicaciones como si estuviéramos en una Tablet, no habilita los gestos pero por lo menos hace que sea un solo escritorio en lugar de muchos.
Y hablando de los múltiples escritorios. Cuando escribí la review aquella de “Como migrar a Windows 8.1 y no morir en el intento…” ( https://bishoujosenshi.wordpress.com/2014/05/01/como-migrar-a-windows-8-1-y-no-morir-en-el-intento/ ) una de las cosas que yo mencionaba era el tema de la pantalla partida y la falta de múltiples escritorios? Bueno, me dieron varios escritorios aunque ahora ya no se pueda trabajar en pantalla partida (o al menos aun yo no lo encontré). Sin embargo, para mi es uno de los grandes aciertos y un gol de media cancha de Microsoft.

Como se ve en el video puede resultar por demás interesante a la hora de trabajar con múltiples aplicaciones corriendo al mismo tiempo, claramente se nota que se maneja por demás fluido (por lo menos en mí equipo).
Yo lo tengo configurado para que en la barra de tareas me muestre solo las ventanas que tengo abiertas en el escritorio que estoy usando y que cuando presiono “ALT+TAB” me muestre todas las aplicaciones que están corriendo en todos los escritorios (de esa forma puedo cambiar entre escritorios de forma muy transparente)
Y hablando de la barra de tareas, un gran acierto ha sido la posibilidad de achicar el tamaño de la barra inferior. Sumado a lo que en versiones anteriores se podía hacer, le da un toque minimalista y en aquellos usuarios de pantallas pequeñas (notebooks principalmente) verán que ese cm de más que se gana es la gloria absoluta.
Por supuesto, en lo personal, conociendo otros sistemas operativos, no puedo dejar de mencionar que la barra de notificaciones nueva me hace recordar muchísimo a Ubuntu, y ni hablar que si la pones en la parte superior de la pantalla, de no ser por los logos, bien podrías comerte de no saber cuál de los dos estás viendo.

Iconos y Notificaciones comparacion
Aparte de lo mencionado, nobleza obliga a avisar que Windows te activa durante la instalación cosas que vos seguro podrías tener desactivadas. Microsoft y su manía del Windows defender así como su firewall me tienen las tarlipes por el piso. No, mocosoft, no me interesan tus herramientas, no las necesito, me complican la vida, no me dejan hacer bien streaming, me bloquean el torrent y no me dejan jugar tranquila. Así que ni bien comencé a ver que estaban corriendo tuve que desactivarlas de forma manual aun cuando Microsoft no me había dicho nada al respecto y le aclaré en las opciones de configuración que no me interesaba tenerlas activas.
En cuanto a estabilidad del software, todo lo que tenía corriendo en 8.1 siguió corriendo perfectamente (no es que le hice una prueba de fatiga) pero en líneas generales todo lo que funcionaba antes de la migración sigue funcionando. Por lo que el upgrade ha sido realmente muy transparente y tranquilo en mí caso.

Entre las pruebas de usabilidad del software instalado, uno lo primero que hace es verificar que los juegos instalados no tengan inconvenientes. Una de las cosas que me llamaron poderosamente la atención fue la “posibilidad” de grabar algunas sesiones de video juegos. Pongo “posibilidad” porque si o si necesita un usuario de Xbox, lo cual es engorroso (Microsoft y sus manías, aunque se da de alta automáticamente es un bajón) y porque juegos como el wow no los pudo grabar, solo Hearthstone, no probé otros. Permite una mínima edición del video grabado, como ser acortar el tamaño final de la película. Sería una genial alternativa para aquellos que no están acostumbrados al Bandicam de no ser porque no se pueden grabar todos los juegos. Es muy destacable que la definición es muy buena y hay que admitir que el formato de enconding no es nada malo si tenemos en cuenta que un video de 8 minutos pesó menos de 300MB (con el bandicam me pesan alrededor de 700). Lo que no sé es si al igual que el Bandicam permitirá grabar las conversaciones de RC o Ventrilo, es algo en lo que tendría que profundizar más, pero ya lo descarté de plano por no poder grabar las sesiones de wow.

013 - Instalacion 13
En cuanto a drivers, tuve un solo inconveniente, pero después en líneas generales funcionó todo bien. Principalmente una de las cosas que más preocupada me tenía era el Steel Series. Migro bien y tampoco presentó problemas, guardando la configuración de los botones como la dejé sin necesidad de guardar el perfil de juego en la memoria del mouse.
Lo que sí, no funciona bien el tema del almacenamiento masivo de la cámara de fotos. Tengo una Nikon D3100 y no puedo importar las fotos directo de la cámara, únicamente puedo poniendo la tarjeta de memoria en el lector, lo cual es engorroso, molesto y también malo para la vida útil de la tarjeta. Ni hablar que si esto mismo le pasa a alguna otra persona que no tiene lector de tarjeta se va a querer morir. Además del casi infarto que me agarra de que la primera vez que metí la tarjeta en la ranura no me la reconoció y no me la mostraba, después se ve que se despertó el dispositivo y la leyó bien.
En cuanto a la placa de sonido, como soy locutora y productora de radio es fundamental que funcione correctamente, no solo trabaja bien, si no que en este caso también me mantuvo la configuración de los dispositivos (mic usb) conforme a como estaba.
En líneas generales, y ya cerrando esta review, Windows 10 funciona muy bien. Recuerden que yo tengo una instalación oficial en el momento que Microsoft creyó que era correcto instalarlo y no tuve ni tengo ningún problema. La migración fue muy buena y por el momento (menos de 24 hs de tenerlo instalado) es muy estable y se comporta bien, siendo que ya probé el 95% de lo que utilizo a diario. Habrá que ver más adelante sin con un Service Pack o al bajar alguna actualización no se trululea.
En lo personal, exceptuando el tema del metro que a mí se me iba de viaje por cambiar las dimensiones de las columnas y los grupos, yo nunca tuve un problema con Windows 8.1 por lo que esa misma estabilidad se habría trasladado al 10. Y como no tiene metro, sino que es una interfaz de usuario similar, el problema pre existente desapareció y ahora puedo reiniciar la pc tranquila sin miedo a que se me cuelgue todo. No puedo hablar por aquellas versiones que venían mal paridas con reinicios, etc desde el Win 8. Quizás también se les haya trasladado el mal funcionamiento, solo el tiempo y las pruebas lo dirán.
Si tenías ya instalado el 8/8.1 y funcionaba bien, no tengas miedo de migrar. Va a andar como trompada. Si tenías un vista o un Seven, sabé que es posible que tengas los mismos problemas de migración que existió con Windows 8 (te va a crear un perfil nuevo de la carpeta documentos y es muy probable que no te de permisos para escribir sobre ella). También tené en cuenta que visualmente y en muchos aspectos del funcionamiento el cambio es abismal.
Dentro de todo y concluyendo, al igual que otros que lo han probado, me parece que Windows 10 es muy bueno, es de lo mejorcito que Microsoft ha sacado al mercado en los últimos 10 años, se ha vuelto robusto, estable, no se ve tanto como un híbrido para pc y tablets, funciona y es configurable. Es un XP con buena facha, una interfaz gráfica muy agradable y con algunas funcionalidades que realmente potencian al equipo. Tiene sus contras, como todo SO que cambia y que ya las mencioné arriba, pero en líneas generales vale la pena probarlo. Si usas la actualización oficial en el momento en que Microsoft te la manda, tenes un mes para volver la instalación atrás si no te gusta. Y si te gusta, el cambio es muy recomendable.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: